La ermita más antigua del municipio es la de la Virgen de las Angustias, que data del siglo XVI y que fue un antiguo humilladero en el camino entre Morata y Arganda.

Está situada al este de la población, entre las calles Morata y la avenida de Arganda. Su planta es rectangular y está cubierta con bóveda vaída con recuadros, su entrada es de doble vano de puertas y medallón en las enjutas de éstas. Dispone de pórtico delantero, sujeto en tres postes de hierro que sustituyen a las columnas de piedra destruidas en la Guerra Civil, de las que sólo se conservan las basas. La época de construcción a juzgar por estos elementos, es del siglo XVI.

Su primera advocación fue la de Vera de la Cruz, el origen de esta advocación es claramente templario y formaba parte de la trilogía: San Juan, San Sebastián y Vera Cruz y fueron éstas las primitivas ermitas de Campo Real.
 
Al concluir la Guerra Civil fue reconstruida la imagen de Nuestra Señora de las Angustias similar a la destruida; y que en la actualidad se conserva en la cabecera de la ermita en una hornacina en uno de los laterales está la imagen de S. Isidro que se venera en este templo que desde su construcción, como hemos visto, acogió el culto de la Veracruz y que con diversos avatares se transformó en el de las Angustias, siendo en la actualidad la ermita más antigua en pie que queda en Campo Real, tras la desaparición de los de Santa Ana, San Sebastián y San Juan.

¿Le gusta la nueva web?

 micarpetasalud

banner mancomunidad