La Policía Local de Campo Real detuvo la noche del pasado lunes a un conductor que circulaba con una tasa de alcohol casi tres veces superior a la permitida para la conducción. El detenido, un varón residente en una localidad cercana, arrojó un resultado de 0,68 de tasa de alcoholemia.

La detención fue posible gracias a la colaboración ciudadana de un vecino que avisó a los agentes de que un vehículo circulaba dando volantazos. Inmediatamente, los efectivos de la policía local se desplazaron hasta la zona, interceptando el vehículo en la glorieta de San Sebastián.

Tras identificarle y ante los síntomas que presentaba, los agentes le realizaron las pruebas de detección alcohólica en aire, procediendo a su detención por un delito contra la seguridad vial.

Desde la Policía Local se recuerda que el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales. Su presencia en la conducción, dependiendo de su tasa, multiplica entre dos y 15 el riesgo de sufrir un accidente.

¿Le gusta la nueva web?

 micarpetasalud

banner mancomunidad